Corcho

Hoy toca vaciar el corcho que está junto a la mesa donde escribo, pues lo necesito para poner algunas fichas de mi novela. En este momento, visualizando ya la luz al final del tunel, siento que debo tenerlas delante. Hasta ahora mi única guía han sido mis vísceras. Lo del corcho me cuesta, me hace sentir vulnerable que alguien se ponga a leerlo, ¡voy a cerrar la puerta con llave!

Publicado por Gloria Fortún

No tengo tiempo para escribir poco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: