Dueña y señora

Hoy ha sido solo mío un rayo de sol cuando tomaba café frente a la ventana. Era muy temprano, chocó contra el cristal de un coche y juraría que nadie más lo estaba mirando. Solo mío, en el mundo entero, bosques mares ciudades, solo mío a espasmos.
Bajo las arrugas de mis ojos el deber feminista el hoyuelo el escándalo aceptable el despeinado las expectativas y esta hermosa carne de mujer se esconde mi verdad. En Lo Salvaje. El temblor delante de un folio en blanco, el esfuerzo de salirse de la cultura. Poder sostener mi verdad, poder sostenerla es mi único empeño.
Empezaré nombrándome dueña y señora de un rayo de sol.

Publicado por Gloria Fortún

No tengo tiempo para escribir poco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: