¡Escríbelo, novelera!

Un AVE a Barcelona, sin dinero para la estancia, toda la noche merodeando por la ciudad hasta coger el de la mañana siguiente.Un tren a Lisboa para llorar en el Bairro Alto.Alsas, no tengo dedos en las manos.Autobuses verdes a Pozuelo de noche para llegar cuando sus padres dormían, desde la otra punta de Madrid.UnSigue leyendo “¡Escríbelo, novelera!”

Escribir en la cocina

Un puto año llevo escribiendo ya en la cocina, me muero de la risa. La habitación propia con mi bonito mac y todos mis libros también ahí muerta de risa. No voy a ser yo quien detenga este flujo, que viva el flujo.El otro día las Peligrosas hicimos un listado de formas en que boicoteamosSigue leyendo “Escribir en la cocina”

9:30 de la mañana

He tomado dos cafés, he dejado la mantequilla fuera, he barrido guisantes congelados que han rodado por toda la cocina, no me acordaba de si Toni Morrison había muerto o no y lo he buscado en google (sí, joder), he visto amanecer con frío, he recordado lo que escribí anoche y me he caído fenomenal,Sigue leyendo “9:30 de la mañana”